sábado, 18 de octubre de 2008

COMPARAR OBJETOS.


MATERIAL: Una balanza con dos platillos. Material discontinuo; por ejemplo, legumbres: garbanzos, lentejas, monedas, etc. Objetos diversos: un borrador, piezas de construcción, un anillo, un tajador, etc. Y papel adhesivo rojo.
Objetivo: Comparación de distintos objetos en función de su peso.
Desarrollo: Esta actividad conviene realizarla individualmente al principio o en pequeños grupos.
Tomar uno de los objetos, por ejemplo, el borrador y colocarlo sobre uno de los platillos.
Pedir al niño que tome alguna de las legumbres, por ejemplo, lentejas, y las eche sobre el otro platillo hasta que los dos estén igualados, al mismo nivel.
Comentar entonces: Las lentejas y el borrador pesan igual porque los platillos están a la misma altura.
Indicarle ahora que añada mas lentejas hasta que ese platillo este más bajo que el del borrador. Comentar: Ahora las lentejas pesan más que el borrador.
Seguir a continuación que quite algunas legumbres del platillo. Observar lo que sucede. Comentar: Ahora el borrador pesa más que las lentejas.
Para iniciar a los niños en la utilización de unidades de medida se pueden realizar actividades similares empleando monedas en vez de legumbres.
Colocar unas tijeras sobre uno de los platillos de la balanza e indicar a los alumnos que la equilibren colocando sobre el otro platillo varias monedas.
Hacer que el niño cuente las monedas y anote el número de ellas, diciendo a continuación: Las tijeras pesan…………..monedas.
Repetir la actividad con otro objeto de distinto peso, por ejemplo, un vaso.
Una vez contadas las monedas que “pesa” el vaso, comparar el peso de los dos objetos por el distinto número de monedas anotadas: ¿Qué objeto pesa más, las tijeras o el vaso?
Hacer observar al niño que no siempre los objetos más grandes pesan más que otros pequeños.
LAS AMOROSAS